domingo, 24 de junio de 2012

Fresadora: Moldea, Rebaja y Ranura la Madera.

Es versátil, polivalente y son muchas sus aplicaciones. En estas paginas te enseñamos a construir una mesa para usar la maquina de forma estacionaria y te damos las pautas para realizar todo tipo de trabajos. 
La fresadora eléctrica es un verdadero taller en miniatura. Con ella Se pueden hacer una gran variedad de trabajos sobre la madera: molduras, perfiles, adornos florales, etc., y ha de ir siempre bien sujeta por las manos, las guías y las plantillas. El motor hace girar un husillo; en el extremo de éste hay un mandril o pinza donde se colocan las fresas.


PARTES DE LA MÁQUINA:

En la foto superior Se ven las distintas partes de la herramienta. 
Interruptor. Pone en funcionamiento y para la fresadora. 
Pomos de control. Uno de ellos sirve para bloquear el cuerpo de la maquina; una vez desbloqueado, se presiona hacia abajo para dar profundidad a la fresa.
Regleta de profundidad. Para medir la profundidad de corte. 
Obturador del émbolo. Sirve para fijar la profundidad. 
Topes de la torreta. Son tres, e impiden que el cuerpo de la maquina baje. 
Mandril o pínza donde se fija la fresa.


CÓMO HACER MOLDURAS EN CÍRCULO CON LA FRESADORA


1. Con una tabla de contrachapado de 5 mm de grosor, que se fija a la base de la fresadora con tornillos que vienen coma accesorios para fijar el casquete (1), se consiguen las molduras de la otra foto y muchas mas, dependiendo de la fresa usada. El secreto esta en el pivote de 5 mm de diámetro que aparece marcado con una flecha, ése es el eje sobre el que girará la fresadora. Se mete en el centro de la tabla a fresar, donde se ha hecho un agujero con broca de 5 mm. El radio de la moldura lo marca la distancia entre el pivote y la punta de la fresa (2) 
2. ¿Cómo ampliar o reducir el radio? Aflojando las tomillos (1) y moviendo la tablilla. Se realizarán pasadas bajando poco a poco la fresa, para que no se caliente. Las molduras saldrán perfectas en aglomerados finos, como el DM.
  
CONVERTIR LA MAQUINA EN MESA DE FRESADO
Con tablillas y restos de madera puedes realizar una mesa para colocar la fresadora de manera estacionaria y poder trabajar con las "manos libres" la idea es poner la máquina fija bajo la mesa, de manera que las fresas asomen por un orificio y surjan por la parte superior. Así podrás deslizar las piezas junto a las fresas (acompañándote de guías y plantillas que puedes fijar con sargentos) y hacer las molduras fácilmente.

1. En un aglomerado de 40 x 60 cm chapado por las dos caras, dibuja la base de la fresadora y haz un rebaje con la maquina (1). En el centro y con sierra de corona, practica un agujero de 40 mm de diametro (2). Coloca en los laterales dos tornillos con garra (3).


 2. La máquina queda fijada en el tablero como se ve en esta imagen. Después hay que dar la vuelta al tablero con la máquina sujeta para que lo único que aparezca por el orificio sea la fresa correspondiente, con la que moldurar las piezas.


3. A continuación, da la vuelta al tablero y fija sobre esa cara una guía tope (dos tablas alargadas o listones unidos en angulo recto) colocando un tomillo de palomilla en un extremo y un sargento en el otro, lo que permitirá mover la guía a capricho.  



4. En la guía tape practica un agujero semicircular que coincida con el que deja salir a la fresa. Con este sistema, se va descubriendo la fresa para realizar los Cortes poco a poco: ni la maquina ni la fresa sufren. Fija el conjunto al banco de trabajo con sargentos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada